Guardado ...

Guardado en General

La pequeña historia que vamos a contar toma mayor significado si nos remontamos un año y medio atrás, en el comienzo del Campeonato Oficial 2004 para menores de la Liga Lapridense de Fútbol… si viajamos a ese día plomizo de otoño donde enfrentábamos en la primera fecha a Racing A.C. de nuestra Ciudad en todas las categorías. Sobre el final de esa tarde, nuestra quinta división, la categoría más grande (16-17 años), caía vencida por más de 10 goles ante los albicelestes, con dos jugadores expulsados en los primeros 10 minutos del encuentro. Como suele ser el primer día de invierno, ese fue nuestro día más corto.

Hacía muy poco que habíamos comenzado a trabajar en la Subcomisión de Divisiones Inferiores de Barracas y, a pesar de que apuntábamos (y apuntamos) a ser un Club más Social que Deportivo, ese tipo de resultados siempre des-motiva (sobre todo a los chicos). Ahí fue cuando afloró, como tantísimas otras veces, ese espíritu de lucha que distingue a los “lobos” y “lobitos” de atrás de la vía, y a partir de ahí los días fueron cada vez más “soleados”, más claros. Y sobre final del 2004 no sólo teníamos una muy buena 5ta división en el aspecto deportivo, sino que además se había armado un grupo espectacular (chicos con los que seguimos trabajando en numerosos proyectos extra-futbolísticos).

Pero esta no es la historia que queremos contar, la historia que mencionamos al comienzo de esta página sucedió este año, el 2005. Y para darle la relevancia que realmente tiene quizás no alcance con remontarnos un año atrás, sino trasladarnos casi una década atrás, al año 1996, tiempo en que salía campeón la séptima división de Barracas (11-12 años) con chicos maravillosos como Marcelito Enriques (Olimpia en futbol mayor en el 2004), Franco Bustos, Carlitos Paillet, “Jaimito” Alvarez, y Lucas Zárate, entre otros. De ese año para acá ninguna categoría de niños o jóvenes del “Deportivo” consiguió un Campeonato. Hasta este 2005, año en que se cortó la racha negativa al ganar una reñida final en 5ta división frente a los chicos de Juventud de Laprida.

*Doble mérito

Como todo trabajo tiene su premio, y todo esfuerzo bien encaminado casi siempre lleva al objetivo planteado, no había mejor forma de terminar el primer semestre del 2005 que saliendo campeones con los chicos más grandes. Esta es la historia que queremos resaltar: un pequeño gran logro deportivo que tiene un condimento superlativo, ya que no sólo se salió campeón sino que además se anduvo muy bien en la tabla de “fair play”, es decir, “juego limpio” (donde se suman todas las amarillas y rojas acumuladas y gana el que menos tiene), sin ningún expulsado durante el primer semestre (a pesar de que algunos partidos fueron por demás “chivos”). Tendencia que se vio reflejada en las cuatro categorías menores que presenta nuestra Institución.

*Uno de los artífices

Alvarito Rego tiene ya dos enormes logros en su corta carrera de Director Técnico (recibido): Sobre finales del 2004 salió campeón con la primera división de fútbol del Deportivo Barracas, quebrando una racha negativa de 11 años; y en el primer semestre del 2005 consiguió un título en «inferiores» para el Club, después de 9 años de sequía.
Alvarito es uno de los pilares de la faz deportiva de nuestro Proyecto Integral con respecto a los chicos, trabajando «a voluntad» desde el 2004.

Comentarios (0) Escrito por Diego el lunes, agosto 1st, 2005