Guardado en General

Hace unos días, la Comisión Directiva del Club Deportivo Barracas decidió vender el viejo colectivo Chevrolet modelo ’80, de 38 asientos, comprado hace 12 años durante la gestión de Gustavo “Lolino” Ciappina como presidente de la Entidad.

El Cole viejo del Club

Durante más de una década este rodado brindó un importante servicio a nuestra Institución, recorriendo más de 500.000 kilómetros y siendo centro de millones de anécdotas. Para un Club humilde como el nuestro, que nunca en su historia ha cobrado aranceles para llevar adelante sus actividades deportivas, tener movilidad propia siempre fue una primera necesidad, porque sería imposible pagar servicios de transportes, más ahora, que hay tantas actividades (fútbol formativo, fútbol de primera, hockey, rugby, etc.).

Hace un par de años se hizo muy notorio que el viejo Colectivo del Club (con un gran motor 1114) ya había cumplido un ciclo y que debía ser reemplazado por algo mejor. Es por eso que, después de innumerables trabajos y gestiones, logramos adquirir una de las joyitas de nuestra Institución: un Colectivo Mercedes Benz modelo 88 con motor 1418 y 45 asientos, al que logramos acceder gracias a una mano grande que nos dio la Fundación Laureus Argentina.
Con la llegada del nuevo, al que hemos usado con entusiasmo, el viejito pasó a disponibilidad, y sólo por una cuestión sentimental se venía demorando la decisión de desprendernos del mismo. Este 2009, donde el plan de obras y construcciones es tan importante, llegó una oportunidad y se hizo efectiva: nuestro viejo colectivo hizo una nueva (y final) contribución a la Institución, representando un ingreso económico importante que se verá traducido en ladrillos y mezcla dentro del predio del “Depo”.

El Cole nuevo

El nuevo rodado, un gran orgullo para todos nosotros, no para de andar… ya le hemos hecho 120.000 km., y –al igual que su antecesor- ya acumula muchas y buenas anécdotas: el viaje a Mar del Plata con las mamás que hacen las empanadas, el viaje a Sierra de la Ventana con los chicos más chicos del fútbol, a Mendoza y San Luis con los más grandes (!!), a La Plata para una Clínica de hockey con la Leona Luciana Aimar, a la cancha de Boca con chicos de todos los clubes, los viajes para los chicos de “Expresión Arte Joven”, o con la gente de Ricardo Talento –Circuito Cultural Barracas, en Capital– para la presentación en Sociedad del grupo “El Galpón”, al Tigre con los chicos de Juventud, o a Carhué con un grupo de vecinos para ver a Pimpinela, entre muchos otras.

Al viejo Chevrolet lo vamos a extrañar mucho, porque fue el fruto de un gran trabajo de comisión de aquellos tiempos (una rifa allá por el año ’97, por un auto cero km., que fue una gran arriesgada) y porque fue puntal para toda la actividad que se desarrolló por más de una década en nuestra Institución. Su último viaje fue, en este 2009, a la laguna Los Claveles, donde un grupo de los más grandes del fútbol fue a pescar un feriado (no salió nada… Catato le ganó a todos con dos peces palo).

Será bravo ahora ver nuestro Cole antiguo convertido seguramente en una casilla u otra cosa similar, pero tampoco era justo que la inactividad –encerrado en un galpón, sin andar- le fuera comiendo su vitalidad y un buen día pasara a ser chatarra sin darnos cuenta.

Comentarios (0) Escrito por Diego el jueves, julio 30th, 2009


Puedes seguir las respuestas a esta entrada por "RSS 2.0" y dejar a trackback desde tu sitio.

Dejar un comentario