Guardado en General

Una de las noticias más lindas que vamos a poder contar de este 2012 es que volvieron “Los viernes de las empanadas del Club Deportivo Barracas”, aquella actividad que tanta satisfacciones nos dio y tanto sirvió en nuestros comienzos para afrontar los gastos de la Entidad. El viernes 13 de abril hicimos simbólicamente 50 docenas de picadillo de carne fritas en grasa -la fórmula de Normita para la masa y el picadillo de Alicia-, y todo el hermoso grupo de trabajo se encontró otra vez reunido!!!.

Los viernes a la noche en el SUM del Club -Castelli y Azcuénaga,
Barrio Chino-. Pedidos al 02284 15 648267.

Logo empanadas

Todos los viernes por la noche, durante cuatro años consecutivos, el Club Deportivo Barracas celebró -por la noche- el ritual de la venta de empanadas hechas (“a voluntad”) por las mamás de los chicos que juegan en la Institución y colaboradores; lo que se convirtió en una marca registrada y un premio al esfuerzo y a la constancia. Cerca de cien docenas de empanadas semanales, degustadas por toda la Comunidad, que generaron un importante ingreso genuino para el Club. Este éxito también se debió en gran parte a los medios de comunicación de La Madrid (sabedores del importante rol que cumplen), que siempre se brindaron a la hora de promover tareas comunitarias destacadas.

La idea original surgió en una reunión de padres, donde el tema central era (y es) “cómo recaudar fondos”. En realidad surgieron varias ideas: una fue hacer una cena show (que fue un éxito allá por el 2004), y otra fue la de hacer empanadas caseras todos los viernes para vender y generar fondos genuinos. Y en eso nos metimos.
Estuvimos todo el 2004, el 2005, el 2006, el 2007 y formamos un grupo excelente de gente voluntaria (padres, vecinos, colaboradores, buena gente) que algunos viernes superó las veinte personas, con puestos de trabajo perfectamente establecidos (picadillos, mandados, atención, encargues, amasada, relleno, repulgue, distribución, envoltura, limpieza, etc.) y una buena onda que terminaba plasmada en un producto exquisito que salía por más de cien docenas por jornada.

Hoy estamos de vuelta, felices!, ahora trabajando en nuestra propia cocina, que construimos a lo largo de estos años con mucho trabajo voluntario, demostrando que pasa el tiempo y lo nuestro sigue siendo el esfuerzo para crecer y el compromiso de que todos tenemos que poner nuestro granito de arena.

Comentarios (0) Escrito por Diego el jueves, mayo 10th, 2012


Puedes seguir las respuestas a esta entrada por "RSS 2.0" y dejar a trackback desde tu sitio.

Dejar un comentario